jueves, 26 de septiembre de 2013

Un hombre se vuelve pequeño

Algún vez pensaste que el hombre que tenias al frente, que veías grande, al cual para abrazar tenias que estirar hacia arriba los brazos... lo verías taaan pequeño que no llegaba a la medida de tus tobillos??

Yo nunca lo creí, pero en una conversación de media hora esto ocurrió, ese hombre que siempre estuvo a tu lado derecho, que solo iba por el camino izquierdo para protegerte un día se volvió tan pequeño que lo dejaste de ver; porque su grandeza se envolvió en la sombría presencia de un recuerdo de lo que alguna vez una familia fue.

Mientras las palabras transcurría, en medio de una confusión y una conclusión contundente de cansancio y resignación ese hombre se volvía tan pero tan pequeño que de estar presente a tu lado paso a no existir, el corazón mientras tanto se tornaba frió y vacío... cada minuto se perdieron las ganas de luchar y de quizas reconstruir los pedazos quebrados

Un hombre que necesito que lo representaran para poder manifestar la infelicidad de sentimiento que habitaba su corazón, es solo un maniquí que no es dueño de si; debe esperar el cambio de temporada para que su dueño le cambie el vestido; por dentro no hay nada...

Cuando alguien habla por ti pierdes independencia y sobre todo tu grandeza; no permitas que nadie diga lo que tu piensas o sientes porque su interpretación sera la sesión de tu personalidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario